The Union: El negocio detrás de la marihuana

The Unión es un poderoso documental sobre la prohibición de la marihuana en los Estados Unidos. Un hito en la cultura cannábica. Esta película presenta argumentos contudentes contra la prohibición del cannabis. Una producción prodigiosa con intervenciones de especialistas y expertos de todas las áreas y campos. Una película que une los puntos entre hechos concretos de nuestra realidad dibujando un argumento muy sólido y un desenlace con un porvenir abierto.

Un relato centrado en British Columbia, Canadá, una de las localidades con mayores cultivos per cápita de américa del norte. Una película gigantesca en términos de la cantidad de material, de argumentos presentados de manera muy pedagógica. Este documental tiene distintos momentos a través de los que transitan distintos aspectos de la prohibición de la marihuana en Canadá y Estados Unidos, profundizando sobre las problemáticas e intereses detrás de la prohibición de las drogas, en particular de la marihuana.



Es un documental canadiense que trata el tema de la marihuana desde una perspectiva neutra y objetiva que trata de dar respuesta al porqué de la prohibición desde una perspectiva neutra y objetiva. Entre otras, intentará dar respuesta a preguntas como ¿Porqué la marihuana es ilegal?, ¿Que riesgos a la salud realmente causa la marihuana?, ¿Funciona la prohibición de la marihuana?, ¿Qué pasaría si a la marihuana se le impusieran impuestos?, Medicina, papel, combustible, textiles, alimentos,etc… ¿qué estamos perdiendo al prohibirla?

Es posible que The Union no sea el mejor documental cannábico de la historia, pero tiene aspectos muy valiosos y merece la pena verlo: la participación de Lester Grinspoon y Tod Mikuriya, las intervenciones de los policías antiprohibicionistas de LEAP, el énfasis en las prisiones privadas y su relación con el aumento de las detenciones por marihuana en EE UU, la defensa del uso de la planta frente a los cannabinoides promovidos por las farmacéuticas, la atención a los casos de Marc Emerich y Tommy Chong (ambos escandalosos) y un largo etc. hacen que el visionado de The Union sea imprescindible.