Macronutrientes: potasio

El  potasio no suele crear problemas en un cultivo con buena tierra. A diferencia del fósforo, no es un elemento tan delicado. Las carencias leves de potasio no disminuyen excesivamente la producción de cogollos. Las funciones que realiza el potasio en la planta son bastante complejas. Se sabe que el potasio aumenta el grosor del tronco, fomenta la resistencia a enfermedades, y es responsable del aroma de las flores. Además, es un elemento muy utilizado por la planta en la formación de semillas.

Cuando la carencia de potasio es grave, en primer lugar aparecen manchas cloróticas en las zonas intervenales de las hojas. Posteriormente los bordes de las hojas más viejas se queman (necrosis), empezando por la punta de la hoja. Las hojas y los peciolos se vuelven quebradizos. El crecimiento se retrasa y los troncos son delgados. En casos de carencias graves los cogollos suelen ser también afectados. Es posible confundir esta carencia en cultivos con poca luz, como suele ocurrir en cultivos de interior: en los brotes que no reciben luz, los bordes de las hojas se vuelven de color marrón oscuro o gris. Las carencias graves no suelen ser producidas por una falta de potasio si no por un desorden en el substrato. Una variación brusca del PH del substrato o un exceso de sales será muy probablemente la causa.



Durante la fase de crecimiento la planta tiene suficiente con el potasio que contiene el substrato. No es estrictamente necesario proporcionar potasio durante la fase de crecimiento pero es recomendable ya que contribuya a la buena salud de la planta.

Durante la fase de floración, lo más conveniente es utilizar un fertilizante completo específico para floración que contenga potasio de sobras (una proporción del tipo NPK 4:4:4, 2:4:4 o proporcionales, será suficiente). Una forma natural de proporcionar potasio a las plantas es mediante cenizas de madera, pero tienen el inconveniente de ser muy alcalinas y aumentar el PH del substrato, por lo tanto su uso no es recomendable.

Los excesos de potasio en el substrato interfieren en la absorción de magnesio, hierro y cinc. No es recomendable utilizar fertilizantes puros de potasio, como por ejemplo la potasa, para evitar intoxicaciones; es mejor utilizar un fertilizante completo.