Pulgón en la planta de marihuana

Son unos insectos ovalados de un grosor de 1mm a 2 mm. Existen pulgones de todos los colores, pero es común encontrarlos de color verde y negro. Es posible encontrar algunos ejemplares con alas. No son tan agresivos como los ácaros ya que se mueven y reproducen lentamente. Es posible eliminar una plaga de pulgón manualmente o ayudado de un pulverizador para expulsarlos mediante un chorro de agua. Aunque si la plantación es grande más vale recurrir a la rotenona o la piretrina o incluso insecticidas más suaves a base de jabón para eliminarlos sin problemas.



No suelen causar problemas en ninguna plantación, debido a que la propia prevención que se lleva a cabo contra los ácaros no deja que se desarrollen. Podemos encontrar algún pulgón en plantas que provienen de un cultivo en exterior y son trasladadas a interior. En exterior el pulgón suele aparecer debido a las hormigas. Éstas utilizan el pulgón como si de un rebaño se tratara, suben el pulgón hacia los brotes más tiernos y allí los hacen crecer para trasladarlos a otras hojas. El pulgón abosorbe la savia de la planta y la transforma en un jugo muy apreciado por las hormigas. Es normal ver hormigas donde también hay pulgón.

Más información en: