Plantas hermafroditas

Lo más nornal es encontrar plantas con un solo tipo de flor, pistilos (hembra) o estambres (macho), pero algunas veces las plantas producen flores propias del sexo contrario. Existen distintos grados de hermafroditismo. Hay plantas que sacan flores de los dos sexos en proporciones cercanas al 50%, son las hernafroditas puras. Pero también puede pasar que en una planta aparezca un pequeño porcentaje de flores del sexo opuesto, un 1% por ejemplo.



Las hermafroditas puras son peligrosas porque su polen suele ser fértil, pero las plantas que sacan unas pocas flores del sexo contrario no son peligrosas ya que su polen es poco fértil. Es más, las plantas que producen pocas flores hermafroditas son muy apreciadas, ya que su polen puede utilizarse para hacer cruces, que resultarán en semillas que darán plantas 100% hembras (ya que el cruce es entre dos hembras).

El hermafroditismo puede ser inducido en plantas mediante distintos métodos. Entre ellos esta la pulverización de soluciones de ciertos ácidos (como el ácido giberélico); otra forma es someter a las plantas a variaciones bruscas de fotoperiodo durante la floración.



En cultivos de interior, cuando la floración está terminando, pueden aparecer unos pocos estambres de polen en algunas flores; éstos tienen en el aspecto de diminutos plátanos, pero el polen no es demasiado fértil y es difícil que polinice otras plantas. Si éste polen es recogido y es utilizado para polinizar plantas en un estado más prematuro de floración, pueden obtenerse buenos resultados.

Más información en: