Macronutrientes

Son los nutrientes que consume la planta en grandes cantidades. Estos elementos son: Nitrógeno, Fósforo y Potasio. El cannabis es una especie que requiere gran cantidad de nutrientes si queremos obtener una cosecha abundante. Se puede cultivar cannabis en un substrato adecuado sin necesidad de añadir ningún fertilizante, pero si el substrato no contiene suficientes nutrientes la cosecha será bastante más reducida, aunque no de peor calidad. El abuso de fertilizantes disminuye la calidad de los cogollos, por ejemplo se sabe que cuando la planta consume demasiado nitrógeno los efectos psicoactivos de los cogollos disminuyen. El aporte de nutrientes debe hacerse en la justa medida.



Para aportar los macronutrientes existen buenos fertilizantes comerciales de venta en growshops También es posible proporcionar estos nutrientes aportando estiércol al medio de cultivo, que es más ecológico. En los abonos comerciales podemos encontrar información acerca del contenido de los macronutrientes, en forma de proporción de cada uno, lo que se denomina porcentajes NPK (siglas de Nitrógeno (N), Fósforo (P)  Potasio (K).



Algunos nutrientes son móviles y otros inmóviles, si un nutriente es móvil las hojas pueden traspasarlo a otras hojas en caso de que sea necesario. Por ejemplo las hojas nuevas aprovechan los nutrientes móviles de las hojas más viejas, y de las que reciben menos luz; cuando esto ocurre las hojas viejas, y las que reciben poca luz, amrillean y se caen.