CO2

Es posible añadir CO2 artificialmente al aire mediante diversos métodos, aunque el más utilizado es liberar CO2 mediante bombonas rellenadas con este gas.

La cantidad de CO2 en el aire está entre el 0.030% y el 0.035%. Cultivadores profesionales utilizan bombonas de CO2 para incrementar los niveles de CO2 hasta el 0.15%, y así conseguir según ellos incrementar el crecimiento vegetativo hasta en un 100%; falta saber si la producción de cogollos también se duplica.



Para cultivadores que se embarcan en poyectos de alta producción de marihuana puede ser una medida adecuada inyectar CO2 artificialmente, para conseguir crecer más plantas en menos tiempo y así poder tener más salas de floración por cada lámpara de crecimiento.


Para instalar un sistema de CO2 es necesario conseguir bombonas de CO2 y los reguladores que ajustan la cantidad de gas que sale de la bombona. Estos sistemas son delicados y peligrosos, ya que el CO2 es tóxico para el ser humano si la proporción en el aire supera ciertos niveles.