Microelementos: Zinc

El cinc es el tercer oligoelemento que más problemas causa. Es un elemento móvil.

Los síntomas de su carencia incluye al igual que el hierro y el manganeso la clorosis característica de las hojas, aunque no empieza afectando a las hojas más jóvenes sinó a las más viejas. La única diferencia es que más tarde las puntas de las hojas se retuercen exageradamente hacia arriba y se secan, terminando por caerse las hojas ya medio secas. La clorosis empieza siempre en la base de las hojas. El crecimiento se detiene. Se trata de una deficiencia bastante detructiva.



Las carencias de hierro, manganeso y, sobre todo, cinc no suelen aparecer si se fertiliza moderadamente con oligoelementos. Si se utiliza un compuesto de oligoelementos quelatados, los síntomas desaparecerán progresivamente, pero las hojas mínimamente afectadas terminarán por caerse.

Las sobredosis no son comunes. El cinc es altamente soluble en substratos con PH bajo.