Galletas de marihuana

Ingredientes
• 1 taza de azúcar
• Una pizca de sal
• Un huevo
• 2 tazas y media de harina tamizada (pasada por un colador)
• 1 taza de mantequilla de marihuana.



Vamos allá:
En la mantequilla de marihuana, vamos echando poco a poco el azúcar. Casi
cuando no nos quede y añadimos el huevo. Ahora al final añadimos la sal. Hay que asegurarse que todo está muy bien repartido, así que bate un poco más. En un bol hacemos un volcán con la harina y echamos la mezcla. Tenemos que conseguir que nos quede una bola de cierta consistencia, vamos, que podamos separar los dedos de ella sin llevarnos masa. Para ello hay que mancharse un poco.



Si su consistencia no te convence puedes añadir un poco de harina más.

Dejamos reposar la masa de nuestras futuras galletas dos horas. Cuando haya pasado el tiempo, enharinamos un rodillo, la mesa donde vamos a extender la masa, y hacemos una lámina del grosor que deseemos. Yo te recomiendo de medio centímetro.
Ve poniendo el horno a unos 180 a 200 grados centígrados. La bandeja que vayas a usar, échale mantequilla (de la normal, que hay que economizar) y un poco de harina para que salgan con facilidad las galletas una vez hechas.
Si eres muy pijo, imagino que tendrás un cortador de galletas en forma de corazón o animalitos. La gente normal como yo, puede coger el vaso reciclado familiar de la nocilla de cuando éramos pequeños, y hacer presión para obtener fantásticas galletas redondas que situaremos delicadamente en la bandeja mientras pensamos lo realizados que nos sentimos al no usar cortadores moñas.

Ahora, cuando la bandeja este llena, y dejando un poco de espacio entre galleta y galleta, las metemos al horno, y echamos un vistazo a partir de los 10 minutos, cuando se pongan doradas las podemos sacar.

Más recetas en: