Cochinillas en la planta

Son unos insectos en forma de lapa ovalada, con un tamaño de 2mm a 5mm y de color marrón oscuro. Se adhieren en los tallos para succionar la savia. No suelen causar problemas, ya que su propagación es muy lenta. Se deben revisar los troncos periódicamente para asegurar que no hay cochinillas, las cuales suelen proceder del suelo, sobre todo su utilizamos tierra de bosque o compost. Se eliminan manualmente sin ningún tipo de problema, pasando luego el pulverizador para limpiar los restos que hayan quedado en el tronco. Podemos encontrar también hormigas junto a las cochinillas, a las que utilizan de igual forma que al pulgón.



Existe otro tipo de cochinilla que también afecta al cannabis, llamadas cochinilas lanosas, de color blanco y alcanzan tamaños de hasta 1cm. Poseen un caparazón que cubre todo su cuerpo que aumenta con el tiempo. La estructura del caparazón es muy debil y se descompone al tacto, soltando del interior gran cantidad de huevos de color rojo. Se deben combatir manualmente, limpiando bien la planta. Suelen aparecer en exterior en la fase de floración, sobre todo si no se ha practicado una buena prevención de plagas o debido al descuido. La limpieza es laboriosa si no se desea fumar estos bichos.