Marihuana: la Medicina Prohibida

La marihuana tiene miles de usos posibles en medicina. La marihuana (más especificamente el estracto de canabis) era legal como medicina hasta 1937, y se vendía como un tónico para los nervios — pero la humanidad ha usado medicinas de canabis desde hace mucho. La marihuana aparece en casi todos los libros médicos escritos por estudiosos en la antigüedad. Usualmente se le clasifica entre las mejores medicinas, llamadas `panaceas’, una palabra que significa ‘todo lo cura’. La lista de enfermedades contra las que se puede usar incluye: esclerosis múltiple, tratamiento de cáncer, SIDA, glaucoma, depresión, epilepsia, migraña, asma, pruritis, esclerodoma, dolores severos, y distonia. Esta lista no considera todas las demás enfermedades que se pueden curar con medicina hecha con marihuana, únicamente incluye las que la gente cura hoy en día fumando o comiendo la marihuana.



En la marihuana hay más de 60 sustancias medicinales. Es relativamente fácil extraerlas para hacer comidas o jarabes, o algún tipo de loción usando manteca, aceite o alcohol. Una de esas sustancias, el canabinol, podría ser útil contra el insomnio. Otra llamada ácido canabidiólico es un poderoso desinfectante. Marihuana disuelta en alcohol ha ayudado a muchos a combatir enfermedades de la piel como el herpes. Las hojas se han usado como vendajes y se ha producido un té relajante con los tallos del hemp.

El uso más común hoy en día es para combatir las náuseas y el vómito. El poder comer bien es una de las cosas más importantes, y marca la diferencia entre la vida y la muerte, para pacientes con cáncer tratados con quimioterapia o pacientes con SIDA tratados con AZT o Foscavir. Estos pacientes han encontrado que la marihuana es tan efectiva, que muchos, aún sabiendo que es ilegal, han formado grupos o clubes para conseguirla más fácilmente. En California, algunas municipalidades han decidido ignorar estos grupos y los dejan operar libremente.

El glaucoma es la segunda causa más importante de ceguera, causada por una descontrolada presión en el ojo. La marihuana sirve para mantener baja esa presión y así evita que la persona quede ciega. La esclerosis múltiple es una enfermedad en la que el propio sistema inmunológico ataca a las células de los nervios, resultando es espasmos y muchosotros problemas. La marihuana no sólo evita los espasmos, sino que tambén podría evitar que la enfermedad se agrave.